El entrenamiento: evitar las prisas

Cuando hacemos deporte, ya sea a nivel profesional o a nivel aficionado, resulta fundamental ir marcándonos una serie de metas realistas que nos ayuden en nuestro carrera por conseguir nuestro objetivo final. Se trata de pequeños intermedios que nos ayudarán a medir nuestro grado de cumplimiento y que nos servirán de guía y de acicate. En el camino debemos ir cumpliendo fases según unos plazos necesarios para que nuestro cuerpo asuma los esfuerzos.

Triki_Desafío Doñana

Para ello debemos ser conscientes de nuestras limitaciones y conocer el punto de partida: si somos deportistas noveles, si venimos de una lesión de larga duración, si nuestra meta en participar en el Ironman…

Es fundamental evitar las prisas. El cuerpo necesita tiempo para recuperarse y provocar sus adaptaciones fisiológicas. Por ello, es mejor reservarse a la hora de aumentar las cargas o la frecuencia de entrenamiento. Más no tiene por qué ser mejor; y de ahí surge la necesidad de seguir las pautas de nuestro entrenador y los plazos y los tiempos establecidos en el plan de entrenamiento.

Comments are closed